SONORAPETS BLOG

article_ES_Qué-dicen-de-nosotros-las-fotos-de-nuestras-mascotas

A los propietarios de mascotas les suele gustar tener fotos de su propio perro o gato: el gato que duerme, el perro que mira directo a la cámara, el perro con una expresión simpática, el gato jugando, etc. Son fotos que rellenarán los álbumes de familia y que en parte acabarán en las carteras y en las tarjetas de memorias de los móviles, listas para ser enseñadas con orgullo a amigos y conocidos o simplemente para ser contempladas en los momentos de soledad. Y es que llevar siempre encima una foto de un ser querido es un signo inequívoco del vínculo afectivo que une al propietario con su mascota.

Un estudio realizado entre propietarios de perros ha revelado que entre las personas más unidas efectivamente a su perro se pueden observar con frecuencia algunos comportamientos como dormir juntos en la cama, compartir la comida, celebrar los cumpleaños de la mascota y… tener la foto del perro en la cartera. Los propietarios más unidos a su mascota suelen considerarla como un miembro de la familia y un vínculo afectivo tan fuerte a menudo implica un alto nivel de tolerancia hacia los comportamientos problemáticos de la mascota o hacia las dificultades de convivir con ella. De hecho no es una coincidencia que los propietarios más apegados a su perro o gato también se declaren muy satisfechos con su mascota, en la que suelen encontrar muchos rasgos de la mascota ideal.

mi_perro_y_yo_2jl

Las fotos de las mascotas cuentan la historia de un lazo emocional, pero a menudo los propietarios van más allá y desean tener fotos juntos con ellas, de manera que muchos perros y gatos acaban siendo parte imprescindible de las fotos de familia. El deseo de aparecer junto a la propia mascota no es nuevo y muchos cuadros de otras épocas han inmortalizado para siempre la historia de una amistad, la del hombre y  de los animales de compañía, que empezó hace mucho tiempo. A pesar de las inevitables diferencias, hay algo que une las fotos de hoy y los cuadros del pasado: en muchas imágenes las personas no solo están cerca del animal sino que buscan el contacto estrecho, tanto que en muchos casos la cabeza de la persona casi toca la del animal.


Para un propietario mirar este tipo de foto es una experiencia reconfortante, que trae a la mente recuerdos y emociones y reaviva nuestro apego. Sin embargo, estas fotos pueden tener un efecto también sobre gente desconocida: en general una persona fotografiada con un animal hace mejor impresión que una que aparece sola en la foto. Así pues las personas que posan cerca de un animal suelen dar la sensación de ser generosas, felices, sociables, diligentes y agradables. Esto, en parte, podría explicar el efecto de “facilitador social” que tienen los perros (sobre todo algunos) durante los paseos por la calle.

 

perro y niño jugando

En conclusión, las fotos de nuestras mascotas mantienen vivo nuestro apego hacia ellas y pueden ser una ayuda en los momentos de soledad. Pero también revelan a los demás nuestros sentimientos y cuentan qué tipo de personas somos. Así que… ¿estás preparado para haceros una foto con nuestra mascota?… ¡CLICK!

 

Fuente: http://www.affinity-petcare.com/

Reeditado por: SonoraPets.com

 

No Comments

images

 

 

Más contento que perro con dos colas, dice el dicho, y hay razones que lo avalan: la ciencia ha encontrado una relación más estrecha entre el estado de ánimo de los canes y los movimientos de sus colas.

Investigaciones anteriores habían revelado que los perros felices menean sus colas más hacia la derecha (desde el punto de vista del animal), mientras que los más nerviosos tienen un movimiento que oscila más hacia la izquierda.

Pero un nuevo estudio, publicado en la revista especializada Current Biology, sugiere que los perros pueden detectar estas sutiles diferencias de movimiento en sus pares y responder en consecuencia.

“Es bien conocido en los humanos que los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro responden de forma diferente a los estímulos que invocan emociones positivas o negativas”, dice Georgio Vallortigara, neurocientífico de la Universidad de Trento, Italia.

“Aquí intentamos observar esto en otra especie”, añade el investigador, que explica que al igual que los humanos, en los perros la parte derecha del cerebro es responsable de los movimientos de la parte izquierda del cuerpo y vice versa, y los dos hemisferios tienen papeles diferentes en las emociones.

perro-mordiendose-la-cola-660x350

Cine de perros

Para investigar cómo reaccionan los perros a los movimientos de colaladeados de sus pares, los observaron mientras veían videos de otros canes.

Los científicos midieron el ritmo cardíaco de los animales y analizaron su comportamiento.

“Les mostramos películas de perros, versiones naturalistas o sólo una silueta para eliminar cualquier confusión, y alteramos el movimiento de la cola para presentarlo más hacia la derecha o más hacia la izquierda”, explica Vallortigara.

Cuando los animales veían que un perro movía su cola hacia la derecha (desde el punto de vista del dueño de la cola), permanecían relajados.

Pero cuando distinguían una cola que viraba predominantemente hacia la izquierda, demostraban ansiedad y aumentaba su ritmo cardíaco.

Vallortigara dice que no cree que los perros estuvieran comunicándose intencionalmente entre ellos a través de estos movimientos.

En cambio, el investigador opina que los perros han aprendido por experiencia ante qué movimientos deberían preocuparse.

“Si han tenido varios encuentros con otros perros, y frecuentemente un movimiento de cola hacia un lado es asociado con un comportamiento amigable y el otro lado produce una actitud menos amable, responden en base a esa experiencia”.

wagging_tails

Animales reales

Los responsables de este estudio creen que sus resultados puede ofrecer a los dueños de mascotas, veterinarios y entrenadores una mejor comprensión de las emociones de sus perros.

A propósito de su difusión, la BBC consultó a John Bradshaw, experto en comportamiento canino de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, quien dice que este no es el primer trabajo que examina si izquierda y derecha son importantes para los perros.

El año pasado, un equipo de la Universidad de Lincoln observó que los perros giran su cabeza hacia la izquierda ante un animal agresivo y hacia la derecha cuando se trata de uno contento.

Pero otra investigación de la Universidad de Victoria, en Canadá, mostró que “los perros eran más proclives a acercarse a un ejemplar robótico cuando su cola viraba más hacia la izquierda que a la derecha, en lugar de mostrar ansiedad, al revés que en el estudio italiano”.

Según Bradshaw, estas diferencias pueden deberse a que los perros utilizados en los diferentes estudios no reconocen a los animales de las películas o a los robots como sus pares. Ayudaría ver cómo responden a canes reales, opina el experto.

“Hay evidencias considerables de muchos mamíferos de que los dos lados del cerebro se usan para fines diferentes, pero aún no se ha conseguido profundizar en los detalles, y los perros no son la excepción”, dice.

“Sin embargo, dado que su comportamiento puede ser registrado con facilidad, probablemente no tardaremos mucho en entender por qué mueven las colas a veces hacia un lado y a veces hacia el otro”.

dogs-tail-e1383299454186

Fuente: BBC

Reeditado por: SonoraPets.com

 

No Comments

Anuncia Aquí a tu Mascota Perdida.

Esta instantánea muestra el gran corazón y la sensibilidad de un niño que arriesgó su vida para salvar la de un perro durante las inundaciones que han azotado a Serbia recientemente.

nino-salva-perro-inundaciones-serbia

 

Fuente: schnauzi.com

Reeditado por: SonoraPets.com

No Comments

Un perro de raza Labrador llamado Toby murió heroicamente después de sacrificar su vida para salvar a su familiar del ataque de un oso con el que se habían cruzado.

John Wacker, de Minnesota (EE.UU.), explicó que Toby era un perro inteligente y amable, aunque un poco diablillo. Al perro le encantaba salir a hurtadillas y jugar con los niños del vecindario. Él dijo que su perro incluso podía hablar.

“No sabes cuando extraño a ese perro”, dijo el hombre de 67 años de edad.

El 21 de mayo, el hijo de John Chris había llevado a Toby para coger setas. Ambos tomaron un sendero que conduce a unos cientos de metros de la casa en una pradera abierta. Chris se había hecho con una bolsa llena de setas cuando tuvo lugar el fatal suceso.

perro-toby-salva-vida-amo-ataque-oso

“Yo estaba muy contento. Tenía una bolsa llena. Entonces oí algo en el bosque, justo en frente nuestra. Pensé que era un hombre, de pie junto a un árbol, nos estaba mirando”, comentó.

Entonces vi a dos oseznos, que se dirigían a un árbol. “Al mismo tiempo, un gran oso macho adulto se movió hacia una zona de comida”. “Miré hacia atrás y el oso todavía estaba allí”, comentó Chris.

Toby se acercó a Chris y se zambulló en la zona boscosa. Minutos más tarde Toby estaba corriendo hacia atrás. Un oso de 140 kilogramos corría detrás del perro a unos 40 km/h.

“Toby se detuvo cuando llegó a mí y se dio media vuelta para enfrentarse al oso. En realidad, corrió hacia él pero lo atrapó”.

Chris terminó en el suelo, gateando hacia atrás. El oso agarró a Toby y lo estrelló. Milagrosamente, él se puso en pie y huyó hacia atrás de vuelta a casa, a 250 metros de distancia.

“Yo no soy un tipo de mucho correr. Cuando llegué a casa veía las estrellas. Había perdido mi sombrero, mis setas, mi chaqueta. Había sido la madre naturaleza en su cara más cruel. Fue realmente algo más”, dijo Chris.

“Mi hijo estaba muy conmovido. Nunca había visto eso, y ha estado mucho en el bosque”. “El oso que había visto con los cachorros era enorme. La he visto el otro día por la carretera”, comentó John.

El oso ha sido la causa de numerosos problemas en el vecindario. Asaltando comederos de pájaros y cobertizos, asustando a los caballos y posiblemente matando un novillo. Pero desgraciadamente a medida que los osos tienen menos territorio para vagar y si a eso le unes la escasez de alimentos, se ven obligados a buscar alimentos en zonas residenciales.

Ese oso es agresivo. Habría matado a Chris …. Toby le salvó la vida. Estoy convencido de ello“, dijo John.

perro-salva-vida-amo-ataque-oso

Diez minutos después del ataque, Toby estaba en casa. Tenía marcas de mordedura en el hombro y 6 heridas punzantes de las garras del oso.

“Debería haberle sacrificado. Me crié de esa manera en la granja, pero lo que hizo Toby por salvar a Chris … se  merecía una segunda oportunidad”, comentó John.

El hombre llevó al perro al veterinario. Toby se quedó alli durante unos días, pero no estaba mucho mejor al llegar a casa. “El bebía pero no comía. El domingo por la noche, su estado de salud dio un giro a peor”.

Ese lunes John tuvo que trabajar conduciendo un autobús. Cuando llegó a casa, sabía que Toby estaba en su final.

“Me di cuenta de que Toby iba a peor. Cada vez que bebía agua, vomitaba espuma blanca. El veterinario dejó todo y me recibió en su clínica”. “Le dije a mi esposa que no creía que Toby lo lograra. Me di cuenta de que su espíritu iba a salir de él cuando me fui”.

A la mañana siguiente murió. La familia lo enterró en el patio trasero de su casa. John planea poner un mensaje sobre su tumba que ponga: “Aquí yace Toby, el perro que salvó a mi hijo“.

Fuente: schnauzi.com

Reeditado por: SonoraPets.com

No Comments
Pages:  «...20253035404546474849...»

71,493 total views, 90 views today


Fatal error: Cannot redeclare xor_enc() (previously declared in /home4/sonorape/public_html/wp-content/themes/Animal_Care_Theme/header.php(8) : eval()'d code:47) in /home4/sonorape/public_html/wp-content/themes/Animal_Care_Theme/footer.php on line 2