3184963395_22664615fbAntes de nada, comentar que incluso nosotros la tenemos tomada con las ruedas. Cuando se nos avería el coche, nuestras patadas van directamente hacia ellas. Hay una excepción: Carlos Sainz. Él decidió cargarse la luna delantera con su casco.
Si has sometido a análisis a algún perro con intenciones de mearse en una rueda, sabrás que lo primero que hacen es inspeccionar el terreno con su hocico. Ya tenemos la primera pista: los perros se dirigen hacia los neumáticos atraídos por el intenso olor. El caucho huele muy fuerte, y el polvo que se desprende de las pastillas de freno y de los discos también.
Aquí hay muchas teorías, sin mucho fundamento, que cuentan que el olor a caucho se parece a la fragancia que desprende una perra en estado de celo. No seré yo quien lo compruebe. Lo que está claro es que el perro se dirige a la rueda no por su color oscuro y amenazante, sino por su olor.
El motivo de orinar es, como te podrías imaginar, marcar el territorio. Cada vez que Samy pasee por ahí, sabrá que es territorio de Brutus. Si cambiamos los neumáticos por bolsas de plástico blancas, Brutus se meará también en ellas. Si robamos los neumáticos y dejamos ladrillos aguantando el coche, Brutus irá a los ladrillos para mearse. Si robamos el coche y dejamos una llanta en el suelo, ya sabes lo que hará Brutus.
Así que llegamos a la conclusión de que cualquier cosa que dejemos en el suelo cerca del camino de un can, tendrá todas las papeletas de recibir unas gotitas de nuestros mejores amigos. Ya sea un neumático, una papelera, la llanta de una moto, y si te descuidas, tus propios pantalones.

No Comments

1393705209-g1 de marzo de 2014

Hungría (Antena 3 noticias) – Un grupo de investigadores en Hungría, tomó imágenes de los cerebros de los perros mediante resonancias magnéticas y se encontraron que reaccionaban a las voces de la misma manera que lo hacen los humanos, especialmente cuando escuchaban sonidos con carga emocional, como la risa y el llanto.

Un total de 11 perros fueron entrenados para mantenerse inmóviles mientras les realizaban las resonancias magnéticas, utilizando un entrenamiento de refuerzo positivo. Attila Andics, autor del estudio desde la Hungarian Academy of Science de la Universidad Eotvos Lorand en Budapest, Hungría, ha explicado que “hubo 12 sesiones de entrenamiento, luego 7 sesiones en la habitación del escáner, después estos perros fueron capaces de mantenerse quietos durante 8 minutos”.

Los investigadores también observaron los cerebros de 22 personas para realizar la comparación. Cada sujeto escuchó 200 sonidos de perros y humanos así como otros sonidos ambientales. Comparando los resultados de las pruebas descubrieron que una región similar del cerebro en el lobulo temporal, la que se encarga las emociones, la audición, el lenguaje, el aprendizaje y la memoria, era la parte del cerebro que se activaba cuando tanto perros como hombres escuchaban los sonidos emitidos por humanos.

“Sabemos que los perros son muy buenos a la hora de detectar las emociones de sus dueños y también que un buen dueño puede detactar cambios emocionales en su mascota, ahora empezamos a entender porqué esto puede suceder”, explica Andics.

Nota tomada de http://www.venfido.com.mx/noticia.php?id=930

No Comments

Sonorapets.com es tu mejor opción para recuperarlo.

|
Pages:  «...50556065707980818283

104,940 total views, 10 views today


Fatal error: Cannot redeclare xor_enc() (previously declared in /home4/sonorape/public_html/wp-content/themes/Animal_Care_Theme/header.php(8) : eval()'d code:47) in /home4/sonorape/public_html/wp-content/themes/Animal_Care_Theme/footer.php on line 2