La mayoría de los perros que se lamen o rascan una parte del cuerpo, como una pata, lo hacen debido a problemas de conducta asociados al aburrimiento, la soledad y la falta de estímulos ambientales. Un can con lamido compulsivo puede llega a provocarse heridas y llagas pero, aún así, continuará con la misma conducta porque no lo puede evitar. A continuación se exponen las causas del lamido compulsivo en el perro, así como las soluciones y un retrato robot de los canes con este problema de conducta.

 

perroslamiendo15

Causas del lamido compulsivo en el perro

Jugar más, variar la rutina y estimular los cinco sentidos son formas de prevenir y corregir conductas compulsivas en el perro El perro elige una zona de su cuerpo y pasa largos ratos lamiéndose, hasta tal punto que se hace heridas y calvas. ¿Se trata de una conducta normal? No. Un perro que presenta este comportamiento puede tener un problema psicológico y, cuanto antes se averigüe y trate este desorden conductual, con mayor rapidez recuperará su bienestar.

“El aburrimiento del perro y la ansiedad por separación son dos de las razones más habituales por las que un can puede desarrollar un problema que se refleje en su piel, provocado por sus lamidos”, explica Gregorio Sánchez, experto en comportamiento canino.

No obstante, conviene que el veterinario descarte que las lesiones de la piel están producidas por enfermedades como eccemas o alergias.

perros aburridos y poco estimulados

La desinformación sobre las necesidades del perro para lograr su bienestar psicológico provoca la confusión de pensar que un can precisa el mismo estilo de vida que el de una persona. “Nuestros perros están demasiado humanizados y no se les ofrece los estímulos y ambiente que necesitan para ser felices y sentirse bien, lo que les crea situaciones de alta frustración”, advierte Miguel Ibáñez, psiquiatra de animales y profesor de la Facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

Este estilo de vida canina es el caldo de cultivo para conductas compulsivas como el lamido descontrolado.

Los dueños de los canes cumplen un papel fundamental para que sus animales recuperen su equilibrio psicológico. Ibáñez, recomienda “averiguar, primero, las deficiencias que pueda tener el perro y enriquecer su vida y ambiente”.

Pero, ¿cómo ayudar en casa al perro que se lame de manera compulsiva? Aquí van algunas pautas.

 

perroslamiendo14

Incrementar el tiempo de juego con el can

La interacción con el perro es fundamental para que se sienta integrado con su familia humana. Ausentarse de casa para cumplir con las obligaciones habituales es inevitable, pero es importante que durante el tiempo libre se juegue con el can.

Actividades tan sencillas como lanzar una pelota o esconderla para que el perro la recupere ayudan a que el animal se reencuentre con su naturaleza canina y a estrechar lazos con sus dueños.

Los accesorios como el kong (juguete en el que se introduce comida) ayudan a llenar las horas de soledad del perro, pero no son un sustitutivo del juego con sus dueños. Hay que tener en cuenta que el aburrimiento es el caldo de cultivo para que el can desarrolle conductas como el lamido descontrolado.

Romper con la rutina y buscar una agenda de actividades diversa

Cambiar el itinerario habitual del paseo o hacer actividades diferentes con el perro, como excursiones al campo o senderismo, ayudan a mantener activa la mente del can y a estar equilibrado.

Si se vive en la ciudad, es recomendable realizar un paseo con el perro por la zona urbana con más actividad, ruido y aglomeración de personas. “Aunque, es cierto que puede resultar algo estresante para el can, romperá con su rutina y frenará el aburrimiento”, explica Ibáñez.

perroslamiendo12

Ofrecer al perro una alimentación que satisfaga su naturaleza

Un sentido del gusto satisfecho mantiene al perro más feliz y, para conseguirlo, se pueden introducir ciertas variaciones en su dieta que se ajusten a sus necesidades caninas, como el hecho de mordisquear y saborear un hueso de caña de vaca.

El resto de los sentidos del perro también se pueden estimular para lograr su bienestar y garantizar el equilibrio psicológico que evite la ansiedad que se traduce en el lamido compulsivo. A los canes les gusta y relaja escuchar música y un masaje activará su sentido del tacto y estrechará la relación con sus dueños.

Tratar las heridas producidas por el lamido con un desinfectante

Las heridas producidas por los lamidos descontrolados de un perro que padece ansiedad cicatrizan cuando el can deja de manipular la zona. “Entretanto, las heridas del perro se pueden desinfectar con una solución de yodo diluido y también colocar al perro un collarín para evitar que se lama más”, recomienda Juan Antonio Aguado, veterinario.

 

Fuente: http://www.consumer.es

Reeditado por: SonoraPets.com

No Comments

¿Ha comprado un juguete para el perro que ha sido ignorado a los pocos minutos? ¿Y no le ha pasado que su can siente adoración por otros juguetes de los que parece no cansarse nunca? Los expertos revelan el secreto de este misterio: a los perros les fascinan los juguetes blandos, olorosos y que pueden mordisquear hasta hacer trizas. En este artículo se apunta cuál es el juguete preferido de los canes, qué juguetes les aburren y ¡por qué hasta el menos estimulante es divertido si su dueño juega con él!

¿Cuál es el juguete favorito de los perros?

¿Ha comprado un juguete para su perro y ha acabado ignorado por su amigo de cuatro patas, cogiendo polvo debajo del sofá? Si le sirve de consuelo, debe saber que no es el único. Los expertos aclaran que hay mucho de ciencia en los motivos para entender por qué algunos juguetes se convierten en los favoritos de los canes y, en cambio, otros les aburren.

“Los perros interactúan con sus juguetes de modo muy similar a como los lobos lo hacen con sus presas: esto explica por qué los canes prefieren juguetes que tengan sabor a comida y también los juguetes que puedan destrozar en mil partes”, comenta el zoólogo John Bradshaw, coautor del estudio ‘Habituamiento y deshabituamiento de los perros durante el juego con objetos’. En esta investigación revela por qué los canes ignoran algunos juguetes nuevos a los pocos minutos de interactuar con ellos, mientras que otros peluches acaban convirtiéndose en sus favoritos. Sus resultados han sido publicados en la revista científica Animal Cognition.

 

toy12

Entonces, ¿cómo es el juguete preferido de un can? “Un juguete que guste al perro será suave, sencillo de manipular, hará ruido durante su mordisqueo. Además, será fácil de morder o estará diseñado para ser comido”, añade el experto canino.

Estas características, no obstante, entrañan algunos riesgos para la salud de los amigos de cuatro patas. Y es que un juguete que se rompe en trozos puede causar el atragantamiento del perro, lo que justifica la conveniencia de que el juego del can con estos objetos deba estar siempre supervisado para evitar peligros innecesarios.

¿Qué juguetes aburren a los perros?

Si los juguetes con sabor a comida (los kong o pipolinos y otros juguetes dispensadores de premios para perros) están entre los objetos preferidos de los canes para divertirse, ya que estimulan su mente, ¿cuáles son los más aburridos?

“Los juguetes demasiado duros, con la superficie sin rugosidades, al igual que los que no hacen ruido al ser mordisqueados por los perros son objetos que tienen muchas probabilidades de aburrirle pronto”, añade Bradshaw, que ha estudiado cómo juegan los canes con diferentes objetos, de distintos tamaños, olores, texturas y colores.

 

toy13

¿El resultado? Aunque pocos perros pueden evitar acercarse a un juguete nuevo, y explorarlo con su olfato, hocico y patas, cuando es demasiado duro como para ser mordisqueado o carece de un olor atrayente, es fácil que el can pierda pronto el interés por él.

¿Cómo hacer más atractivos los juguetes del perro?

Perros y niños no son tan diferentes, al menos en algunos aspectos como el juego. Por ello, estudiar el comportamiento infantil durante el juego permite extraer algunas claves para hacer el juego canino más interesante.

“Como sabemos, los niños prefieren interactuar con objetos nuevos, desconocidos. Esta preferencia por lo nuevo es lo que los psicólogos llamamos neofilia, y es una tendencia que comparten los niños y los perros”, reconoce el psicólogo experto en canes Stanley Coren. Esto explica por qué un juguete nuevo puede ser más atractivo para un perro que otro conocido, si los dos tienen las mismas características.

 

toy14

La importancia de la neofilia en estas preferencias de juego también ha sido estudiada por la investigadora alemana Patricia Kaulfuß. “Tres de cada cuatro veces los canes prefieren un juguete nuevo frente a otro viejo de las mismas características, lo que demuestra que los objetos nuevos son mejores y más interesantes para los perros”, dice esta experta. De ahí que rotar los juguetes cada semana haga que parezcan nuevos y más atractivos para el animal. Pasado este tiempo, conviene recoger los accesorios que ha estado utilizando y cambiarlos por otros que estaban guardados.

Un consejo: puesto que todos los canes tienen su juguete preferido (un peluche o pelota predilecta), este sí puede mantenerse siempre a disposición del amigo de cuatro patas.

¿Por qué a los perros les encanta jugar con sus humanos?

Un juguete sin olor atractivo, o que no permite ser mordisqueado a gusto, puede aburrir al can. Pero, ¿qué ocurre cuando un humano querido se une al juego del perro? Entonces, ¡el atractivo crece para el amigo de cuatro patas!

“Para un animal tan social como el perro, un juguete que es potencialmente poco estimulante por sí mismo puede transformarse en uno divertido cuando una persona querida participa en el juego”, concluye Bradshaw.

toy15

 

Fuente: http://www.consumer.es

Reeditado por: SonoraPets.com

No Comments

La música afecta a los perros, de eso no hay duda. Un estudio reciente ha demostrado que los canes no reaccionan igual ante diversos estilos musicales: si bien todos los géneros parecen reducir el estrés, los canes en una protectora de Escocia se calmaron más con el reggae y el rock suave. En estudios previos la melodía más tranquilizadora fue la de la música clásica.

 

musicdog11

Daisy es la perra del músico gnash (DJ, compositor, cantante y rapero), que es extremadamente perruno. Ella le acompaña casi todos los días en su estudio y aparece constantemente en sus redes sociales.

Resulta que Daisy tiene ciertos problemas, incluyendo estrés y ansiedad: tras hablar con una etólogo, el músico decidió componer música para calmar a Daisy, música que también podría servir para ayudar a otros canes.

Descubrió el estudio sobre el reggae, incluso habló con los investigadores de Glasgow y ellos le dieron las claves sobre los tonos y melodías que podrían funcionar, según los estudios llevados a cabo previamente. Siguió investigando y haciendo pruebas como podréis ver en el vídeo…

Su objetivo era probar el resultado en Daisy pero también con los canes de alguna protectora y eso mismo hizo, colaborando con Best Friends Animal Society. No te pierdas el momento en el que empiezan a ponerle la música a canes que están jugando, nerviosos…

 

 

musicdog12

 

 

Fuente: https://www.srperro.com/

Reeditado por: SonoraPets.com

No Comments
Pages:  12345...»

68,375 total views, 15 views today